Programa de Monitoreo del Charrán mínimo Sternula antillarum, en la barra arenosa del Estero de Punta Banda

  • Especie:
    Charrán mínimo
    Programa:
    Monitoreo de nidos
    Lugar:
    Estero de Punta Banda

OBJETIVO

El objetivo del programa de monitoreo es generar información de la zona de anidación del Charrán mínimo (Sternula antillarum), para realizar acciones de planeación, conservación y uso sustentable en colaboración con las autoridades municipales y estatales y evitar el disturbio humano para la especie en el Estero de Punta Banda, Ensenada, Baja California.

Anidación en el Estero de Punta Banda

Durante los meses de mayo y hasta principios de septiembre, el Charrán mínimo está en las costas de nuestro estado. Y en el Estero de Punta Banda se ha identificado una de las colonias más importantes y de mayor tamaño en el estado. Es por eso que desde el 2014 nos hemos dado a la tarea de monitorear la anidación de esta especie y compararla con la de años anteriores, esto con la finalidad de conocer más sobre la especie, su comportamiento y sobre la calidad de su hábitat, ya que esta especie es indicador biológico. Esto nos ayuda a tener herramientas necesarias para realizar acciones de conservación y protección de sus sitios de anidación con las autoridades correspondientes, así lograr que la especie prospere.

Importancia de la especie

El Charán mínimo (Sternula Antillarum) es una especie que pertenece a la familia de las gaviotas, y cada año migra desde Centroamérica hasta las costas del noroeste de México, incluyendo la Península de Baja California, y sureste de Estados Unidos. Esta ave llega cada año a nuestra región entre finales de abril y principios de mayo para su reproducción.

Cuando los grandes grupos de aves migratorias abandonan la península, el Charrán minimo llega a ella con la finalidad de anidar y criar a sus pollos en un lapso de 4 meses, para de nuevo partir hacia el sur buscando sobrevivir al invierno y así poder regresar el siguiente año a su tierra natal.

El Charrán mínimo anida en la arena, llega a poner de 1 a 3 huevos, la incubación dura tres semanas. Dos a tres días después de salir del huevo, los polluelos se alejan del nido y se ocultan entre la vegetación. En este tiempo son muy vulnerables ante depredadores, así como ante el humano.

Al anidar en el suelo, el Charrán mínimo enfrenta muchas amenazas, por lo tanto son muy vulnerables. Sus principales amenazas son los depredadores naturales (cuervos, garzas, halcones, hormigas, etc.) e introducidos (perros, gatos y ratas), el humano (contaminación, vehículos todo terrenos, caballos, destrucción del hábitat) y algunas situaciones naturales (mareas muy altas, lluvias ocasionales).

Galería de fotos